Las artes marciales mixtas, también llamadas MMA están de moda en nuestro país. Esta disciplina deportiva aglutina una infinidad de artes marciales como el Judo, el Boxeo, el Kick Boxing, el Muay Thai, el Karate, el Jiu-jitsu o el Taekwondo. Muestra de ello es el incremento del número de federados de estas artes marciales en nuestro país. Según el Anuario de Estadisticas Deportivas de 2016, el Judo tiene actualmente 104,932 deportistas federados, el Karate 64.952, el Taekwondo 42.364,  el Kick Boxing 9.486, Luchas Olímpicas 6.194, o el Boxeo 3.179. Otro dato muy revelador del auge de las artes marciales mixtas, son los datos de Nielsen Sport SDNA, que señalan  que España es el país en que más ha aumentado el interés por esta disciplina. Entre los años 2014 y 2016, ha aumentado un 6,5%, por delante de países como Francia, Turquía o Malasia.

Este crecimiento exponencial de las artes marciales mixtas, ha provocado que muchos gimnasios ofrezcan en sus instalaciones clases de estas prácticas deportivas.

Boxeo como entrenamiento de fitness

Las Artes Marciales Mixtas son el deporte de mayor contacto que existe ya que permite el uso de golpes, patadas, llaves, estrangulaciones, y técnicas provenientes de una gran variedad de disciplinas deportivas. Una de ellas es el Boxeo. La práctica de esta disciplina deportiva con el objetivo de ponerse en forma, el llamado Fit Box, es una de las tendencias en el mundo del fitness en los últimos años, y para 2018, según datos de ACSM Worlwide Survey of Fitness. El Fit Box combina técnicas de Fitness y de boxeo. Las claves de su éxito son la alta intensidad, y un ejercicio muy completo en el que se trabaja todo el cuerpo al mismo tiempo. A través de su práctica, se consigue definir los brazos, eliminar la grasa localizada y mejorar la capacidad cardiovascular. Esta disciplina combina los intervalos de alta intensidad durante los diferentes rounds de boxeo, y el entrenamiento funcional.

Entrenamiento funcional para deportes de lucha

Desde el método de entrenamiento Training Wall, os proponemos un entrenamiento enfocado a los deportes de lucha.

 

Si bien en el boxeo se trabaja principalmente el tren superior, con los movimientos de Training Wall, se mejora la fuerza del core, que es vital para esta disciplina deportiva, además de caderas y piernas.

Gracias al método de entrenamiento, se realiza mucho trabajo de cintura escapular compensatorio del movimiento de golpeo. Por otro lado, con Training Wall, el deportista se ejercita con su propio peso corporal, algo muy importante en este tipo de prácticas deportivas.

Asimismo Training Wall, cuenta con tools específicos que permiten ampliar enormemente las posibilidades que ofrece, como el trabajo con gomas a diferentes alturas, incluso desde el suelo con Ground Tool; ejercicios de presión de mano, explosividad, trabajo abdominal, movimiento de flexión de cadera (vital en alguno de los tipos de patada), así como ejercicios con altas inercias, importantes en el grappling o también cuando hay proyecciones.

El método de entrenamiento está concebido para poder adaptarse al espacio disponible, en este caso puede instalarse alrededor del tatami, rin o zona de entreno o combate. Debido a su diseño y versatilidad es ideal para los centros de artes marciales en los que la zona más importante es el suelo libre. Training Wall no sólo permite hacer muy buenas sesiones de entrenamiento, sino que consigue sacar una eficiencia máxima de la instalación o zona de entrenamiento, gracias al poco espacio que ocupa. Esto sin lugar a dudas, te ayudará a rentabilizar tu negocio y tu tiempo.